Wednesday, October 15, 2008

"Crisis means opportunities"

¿Por qué los inversores más exitosos y experimentados se muestran optimistas sobre la crisis que hoy sacude a los mercados globales? ¿Hasta dónde debemos mostrarnos temerosos y hasta donde temerarios? Es cuestión de liquidez y de principios.

Para nada debería sorprendernos que inversionistas como Warren Buffett, Ratan Tata ó Carlos Slim estén efectuando compras en bolsa, cuando el resto del mercado se mantiene congelado por el pánico, la especulación y la incertidumbre. Históricamente las crisis han significado la desaparición de grandes fortunas y al mismo tiempo la aparición o consolidación de otras tantas: JP Morgan en 1907 y Rockefeller justo después de la Gran Depresión en 1929, son los ejemplos más claros. Sí, es tiempo de oportunidades.

La dinámica del mercado es sencilla: lo que sucede en un sector le afecta a todos los demás. Primero fueron las hipotecarias, luego los hedgefunds, las aseguradoras, calificadoras de riesgo y finalmente el impacto llegó a todos los índices a nivel mundial (NYSE, Nasdaq, S&P 500, etc) afectando colateralmente a todas las empresas e instituciones independientemente de su actividad o sector: tecnología, construcción, retail, salud, biotecnología, entre otros . Justa o injusta, esta dinámica ha regido a los mercados por más de 100 años. A pesar de la evolución de los instrumentos financieros y de los mercados, la interacción e interdependencia entre los jugadores es cada vez mayor. Tanto pecadores como justos pagan y caro.

Para la escuela de los "Value Investors", liderada por Benjamin Graham hasta su muerte y cuyo principal exponente actualmente es Buffett "lo determinante para evaluar una inversión no son los números, sino su valor intrínseco: participación de mercado, posición geográfica, valor de la marca, equipo directivo y gerencial, comportamiento histórico, voluntad de negociación y finalmente precio." Siguiendo esta línea cuando uno invierte debería analizar mucho más allá de los números y del macro entorno, dando mayor importancia a los factores internos que rigen el comportamiento de la empresa o del ente en el cual se ha planeado invertir. Aunque no lo parezca, para los value investors se trata de mantener simples los esquemas de inversión y seguir con naturalidad la dinámica del mercado. Si los precios bajan entonces compra, si suben mantén tu posición y vende.

¿Pero qué comprar cuando todos los mercados financieros están en shock? Aún a pesar de las caídas en los precios de las acciones y de la incertidumbre que prevalece en el mercado, existen oportunidades innumerables para realizar inversiones "siempre y cuando se hagan con dinero propio, y los precios de venta estén 50% abajo de su cotización normal" afirma Buffett. Para muestra de lo anterior quiero compartirles los siguientes 3 ejemplos:
  1. Carlos Slim anunció la semana pasada la compra de 458,200 acciones de Saks Fifth Avenue en NYSE. Slim incrementó su participación accionaria en la empresa de 10.7% a 11.5%. En la información enviada a la Securities Exchange Commission (SEC) se desprende que el empresario pagó en promedio 7.5 dólares por acción. De haber efectuado dicha compra hace 8 meses el empresario hubiera pagado en promedio 23.03 dólares por acción, es decir casi 200% más de lo que pagó. ¿Hay razones verdaderamente de peso para creer que Saks no recuperará el valor de sus acciones en el mediano plazo? Creo que no y más si consideramos los planes de expansión de la marca en Latinoamérica.
  2. Warren Buffett (Berkshire Hathaway) e las últimas 2 semanas desembolsó casi 13 mil millones de dólares en compras: 3 mil millones en acciones de GE, 4 mil 700 millones en acciones de Constellation Energy (la mayor proveedora de energía a nivel industrial en EUA) y 5 mil millones en acciones de Goldman Sachs el banco de negocios más reconocido a nivel mundial. Las tres empresas cuentan con un perfil similar si lo analizamos: son líderes en su mercado, tienen un alto valor de marca y el precio pagado fue 50% ó menos comparado con su cotización hace menos de un año. De nuevo, en el largo o mediano plazo no hay nada que nos diga que las posiciones de estas tres compañías no se recuperarán y que por tanto Buffett se beneficiará de ello.
  3. Ratan Tata, titular del Tata Group, acaba de anunciar la compra de todo el back office de Citigroup en India en 505 millones de dólares en efectivo y otro tanto en un plazo no develado y que no supera los 2 mil millones de dólares. Nada mal para un negocio con 12,000 empleados y con utilidades anuales de 278 millones de dólares.

Qué importante es reconocer en estos hombres la habilidad para entender lo que sucede en el mercado, identificar con simpleza las oportunidades que existen, que siempre han estado ahí y que con liquidez -generada a través del ahorro y la visión de largo plazo- pueden ser aprovechadas.

Es cierto, en nuestra "escala" personal no hablamos de operaciones de millones de dólares, sino de miles o cientos de pesos; sin embargo la dinámica es la misma: en tiempos de crisis surgen oportunidades, que bien evaluadas, pueden convertirse en verdaderos éxitos financieros. Desde comprar una casa en un precio menor, aprovechar ofertas en artículos de valor o incluso en realizar viajes ó compras minoristas a precios significativamente reducidos. Las ofertas ya están ahí y seguirán llegando para quienes a lo largo de estos años se han mantenido constantes en el ahorro, mesurados y pacientes en sus inversiones.

Si esta es la filosofía que permitió que el valor bursátil de Berkshire Hathaway aumentara un 400.863% desde 1964 a la fecha, mientras que en el mismo período el índice Standard & Poor’s 500 subió apenas un 6.840%, entonces creo con toda seguridad que vale la pena convertirnos en Value Investors como Buffett, Slim o Tata. Nuestros hábitos de ahorro del hoy harán posibles las oportunidades que en el mañana nos brinden los mercados financieros, los negocios y nuestras inversiones.


"Crisis means opportunities"

3 comments:

mARTHa said...

Santiago HG!
Que padrísimos artículos! muy buenos, muy interesantes. felicidades!
mL.

Santiago H.G. said...

Gracias por tus comentarios, son un buen aliciente para seguir escribiendo. Yo sé que hay muchas cosas en internet pero creo que vale la pena hacer un esfuerzo por aportar información valiosa y al alcance de todos. Muchas gracias

Rafael González said...

Que onda santiago, muy buen artículo. De hecho este tipo de oportunidades son las que hicieron de Buffett un hombre tan rico. Alguna vez le preguntaron acerca de sus mejores inversiones y el respondió: "las inversiones que realmente me hicieron millonario fueron sólamente 6".
Voy a seguir visitando tu blogg, me gustaría que hablaras acerca de los instrumentos derivados, son algo así como un enigma para muchas personas. Saludos y te espero en mi blogg.